Exiliados de Extremoduro
Para acceder al foro y ver imágenes o links en algunos subforos es necesario estar registrado.

Gracias.

Exiliados de Extremoduro


 
Conectarse  ÍndiceÍndice  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Roxana Luna revela la existencia de policías comunitarias en Puebla
Hoy a las 16:28 por JSB

» Emboscan a Autodefensas y Policías Rurales en Huetamo, 4 muertos, una mujer detenida.
Hoy a las 16:16 por Lola.

» El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), órgano de inteligencia mexicano, lleva a ca
Hoy a las 15:59 por Lola.

» escándalos protagonizados por los funcionarios del PAN ligados con drogas, narcotraficantes, violenc
Hoy a las 2:57 por ananke

» ANUNCIAN PROTESTA MUNDIAL #LIBERENAMIRELES día 31.08.2014
Hoy a las 2:28 por ananke

» niña ‪#‎judía‬ se animó a golpear a este niño árabe, y sus padres, que también se turnan para golp
Hoy a las 2:19 por ananke

» "Levántate Maryjose Gamboa, ya te vas perra, te vamos a echar con Los Zetas"
Hoy a las 1:56 por Lola.

» Funcionario Amador Villalobos Villalobos, del PRI, insulta y agrede a mujer en antro de Chihuahua
Hoy a las 0:05 por Lola.

» Narco-tumbas de lujo "Nacho Coronel", "El Barbas" y "Los Antrax" en Culiacán
Ayer a las 22:16 por Skorpio

» Falsos custodios roban casi 10 mdp a banco en DF
Ayer a las 21:53 por Skorpio

» Castillo seguirá en Michoacán
Ayer a las 20:50 por Skorpio

» Tragedia >>> Tres familiares del papa Francisco fallecen en accidente
Ayer a las 15:40 por Lola.

» En 2009 la Policía Federal tuvo 3 veces a La Tuta... y lo dejó ir
Ayer a las 14:41 por Lola.

» Guardia Civil detiene a Coronel del ejercito que quiso darse a la fuga por una colisión con el coche
Ayer a las 2:53 por Skorpio

» VIDEO: Diputado mexicano usa esperma de tiburón para cuidar su cutis
Ayer a las 2:14 por Skorpio

Agosto 2014
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
CalendarioCalendario
Argumentos más vistos
Ejército abate a Manuel Torres Félix, “El Ondeado”, presunto líder del cártel de Sinaloa
LOS SEÑORES DEL NARCO - Descargar libro en PDF (Nuevo link)
Descargar MATERIAL DEFECTUOSO Extremoduro
LOS MERCENARIOS - I
Ejecutan a ex pareja sentimental de senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza
Vídeo youporn erótico de la concejala socialista Olvido Hormigos - Yébenes (Toledo)
Extremoduro gira 2011
VIDEO >>La Tuta manda mensaje, de Apatzingan solo sale con los pies por delante,si quieren putazos,
Video SIN CENSURA, 15 policías de Tijuana suspendidos por obligar a bailar a una mujer
(Video) Mujer interrogada por los narcos
Temas más activos
Que suena por tus altavoces?
Cosas que pasan
Opina sobre el anterior usuario
"El juego de tu vida" (PrEgUnTaS)
*Poned fotos*
Fotos Extremoduro (todas las épocas)
Poesía Erótica
cretinos os matare
MICHOAKANISTÁN (Mex.)
Fotos de Caballeros Templarios y colaboradores...
Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Comparte | 
 

 Aventuras sexuales de una recien divorciada (Primera parte): 1, 2 . . . . 20.- Sospechas y nervios

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2
AutorMensaje
Cazador de Duendes



Cantidad de envíos: 563
Fecha de inscripción: 29/04/2012
Localización: Entre lo sublime y lo ridiculo

MensajeTema: Re: Aventuras sexuales de una recien divorciada (Primera parte): 1, 2 . . . . 20.- Sospechas y nervios    23.02.13 20:21

16.- Volando hacia urgencias





Iba por las calles a toda velocidad, intentando apurar en las curvas y saltándome más de un semáforo en rojo. A esas horas las calles estaban prácticamente desiertas y apenas había tráfico salvo taxis y algún que otro cliente motorizado en busca de prostitutas.

Andrés a mi lado se retorcía sin parar, no abría la boca excepto para soltar algún gemido quejumbroso. Estábamos ya cerca del hospital cuando al ir a torcer en la penúltima calle veo de nuevo un semáforo acechando a cambiar a encarnado, acelero el motor, pero no me doy cuenta de que delante de mí hay otro vehículo más civilizado que frena bruscamente. Piso el pedal de freno a fondo, pero hace años que no hago un cambio de ruedas y patinan hasta que inevitablemente me empotro contra el trasero del otro vehículo. Andrés ha pasado de sus plañideros lamentos y de sus “¡ay!” a unos terribles alaridos que me dejan aturdida. Maldigo mi mala suerte en el idioma que domino.

Froto mis ojos e intento pensar que nada de lo que me está pasando es real. Los ojos se me nublan cuando veo que no hace falta llamar a un agente de la autoridad para que me ayude a rellenar los papeles que creo que tiré la última vez que limpié el coche. Precisamente he chocado contra un vehículo de la policía. El golpe no ha sido muy fuerte. Intento relajarme ante la llegada de los “amables” ocupantes del coche accidentado por mí. El daño material ha sido escaso, pero la multa que me va a caer va a ser de órdago. Intento explicar mi estado de nervios, la cara de dolor de mi acompañante me ayuda a que se crean toda la historia, o eso quiero creer. Me extienden el papel con el castigo, relleno los documentos del parte y firmo todo lo que me ponen por delante. Parecen satisfechos por fin y amablemente nos escoltan hasta el hospital. Creo que realmente han pensado que todo era una mentira y sólo se están cerciorando de lo contrario. El letrero luminoso de urgencias parpadea rítmicamente y se asemeja a un letrero de un prostíbulo de carretera. Los policías ayudan a Andrés a entrar en la sala de espera y les sigo.

Hemos tenido suerte y han atendido a Andrés antes que a nadie. Parece que ha sufrido un corte de digestión. Sale de la consulta con mejor cara, sabiendo que no es la última noche de su vida. Aún tiene dolores pero está más calmado.

Volvemos a casa, me mira con ojos de cordero degollado y me cuenta que no le apetece pasar el resto de la noche solo. Me pide titubeante que le deje dormir en mi casa. Tengo que revisar mi buzón, no sea que alguien haya cambiado el nombre de “Ninetta” por el de “Pensión Paqui”

Le he cedido la habitación de invitados, creo que tras muchos años de ser el cuarto de la plancha, por fin puedo hacer uso de dicho nombre.


_________________


La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada
Volver arriba Ir abajo
Cazador de Duendes



Cantidad de envíos: 563
Fecha de inscripción: 29/04/2012
Localización: Entre lo sublime y lo ridiculo

MensajeTema: Re: Aventuras sexuales de una recien divorciada (Primera parte): 1, 2 . . . . 20.- Sospechas y nervios    26.02.13 1:32

17.- Sueños nocturnos




Como contraposición a la terrible noche que he pasado, mis sueños nocturnos son placenteros, me recuerdan a los que tenía en la adolescencia, cuando disfrutaba frecuentemente de orgasmos estando dormida. Sueño que hay un hombre a mi lado, siento su calor, su tacto. Mi piel se aviva con sus suaves caricias, mi sexo se despereza por fin. Froto mis piernas entre sueños, me doy media vuelta, extiendo mi brazo y noto con sorpresa que no es la almohada. No sé si abrir los ojos o permanecer en la ignorancia más absoluta. Opto por lo primero y veo que Andrés o un fantasma parecido a él, duerme plácidamente en mi lecho. Me incorporo bruscamente, abro la boca para decir unos cuantos exabruptos pero su aspecto me enternece, me acuerdo de la noche que ha pasado el pobre y me reprimo.

Me vuelvo a recostar, me pongo de lado y observo su sueño: no ronca, no emite ningún sonido, su sueño es tranquilo y pacífico, me gusta. Mi curiosidad me lleva a levantar las sábanas y ver de qué guisa se ha introducido en mi cama. La luz que entra por la ventana procedente de las farolas es suficiente para comprobar que mi vecino está completamente desnudo.

Siento como si un tsunami se apoderase de la parte más caliente de mi cuerpo, me doy media vuelta dándole la espalda intentando abstraerme de mi inquilino y me concentro en el cuadro que cuelga de mi pared y que tantas veces he mirado mientras hacía el amor con Manolo, tantas como la gotera del techo. En esos instantes yo no estaba sólo excitada, estaba más salida que el pico de la mesa de mi cocina…

Imposible dormir. Andrés a mi lado ha hecho saltar todas mis alarmas sexuales que me avisan de que llevo una precaria situación en dicho terreno. Siento mi clítoris inflamado, mi vulva está húmeda y no puedo dejar de imaginarme mi propia película: me quito el camisón, me arrimo a Andrés y el calor de mi cuerpo a su lado le hace despertarse. Me sonríe y me atrae aún más hacia él, acaricia mi cuerpo, se pega a mí y siento entre mis piernas como su miembro lucha contra la Ley de la gravedad. Nos besamos, nos revolvemos entre las sábanas y hacemos el amor el resto de la noche.

La película se repite en mi mente, cada vez es más detallada, la visto de colores, la adorno con flores y le añado algo más de morbo, sexo y orgasmos. Lo cierto es que sin querer, o eso es lo que yo quiero creer, me he pegado a él, he flexionado mis piernas y una de mis rodillas roza su miembro desnudo. El sólo hecho de sentir su tacto me hace enfermar de deseo, ahora sería una esclava perfecta, muero por un achuchón con mi vecino. Siento que en esos instantes el sexo es mi alimento, el aire que necesito para seguir respirando.

No sé si mis deseos me están provocando alucinaciones, pero siento que mi rodilla está tocando algo cada vez más duro…


_________________


La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada
Volver arriba Ir abajo
Cazador de Duendes



Cantidad de envíos: 563
Fecha de inscripción: 29/04/2012
Localización: Entre lo sublime y lo ridiculo

MensajeTema: Re: Aventuras sexuales de una recien divorciada (Primera parte): 1, 2 . . . . 20.- Sospechas y nervios    01.03.13 18:28

18.- Madrugada de placer





No me he equivocado, Andrés está tan erecto como despierto. Me mira entre pícaro y sonriente, adivino su deseo, que es el mismo que reflejan mis ojos. Ni una palabra para fijar posiciones, las hemos fijado en silencio, dejamos que sean nuestros cuerpos los que hablen su propio lenguaje. Andrés me ha bajado el tirante del camisón y acaricia mis pechos. Estoy como una gata en celo, hipersensible a cualquier mínimo roce y le acaricio con necesidad. Me gusta su cuerpo, es delgado, tiene buen tipo y algún que otro músculo bien posicionado. No tiene barriga y eso es una grata novedad para mí. Me recreo dibujando la trayectoria de una serpiente imaginaria con mis dedos sobre su piel, me gusta sentir el calor que desprende, mis manos se han calentado, las yemas de mis dedos aprecian el más mínimo detalle del recorrido que le hago.

Andrés se incorpora y me ayuda a quitarme el camisón por completo, mira mi desnudez con tal detenimiento y concentración, que sin querer, empiezo a sonrojarme y disimuladamente pongo mis brazos sobre mi cuerpo. Pero Andrés mueve negativamente la cabeza, me aparta los brazos, quita las sábanas y comienza a saborear mi piel en sus labios. Es un dulce tormento, un escalofrío recorre mi cuerpo de arriba abajo, a veces he de reprimir una nerviosa risa, siento cosquillas a su paso, otras veces, no reprimo mis jadeos, las cosquillas han desaparecido y sólo percibo un maravilloso goce. Es tal el placer que me produce que suplico con la boca pequeña que no siga, no puedo resistir más sus labios. En esos momentos desearía que me penetrara.

Me da la vuelta y recorre mi espalda con su lengua en punta. A medida que va pasando por cada centímetro de mi piel mi vello se eriza como agradecimiento, todo un saludo marcial. Ataca mi cuello sin piedad, me mordisquea suavemente y yo me he rendido a él, estoy húmeda y excitada como nunca.

Me doy la vuelta y me encuentro cara a cara con él, quiero darle las gracias como se merece, me pongo de rodillas y le pido que se tumbe. Recorro a base de besos su pecho y su vientre, juego con mi lengua, aleteo con ella hasta que llego hasta su miembro. Lo rozo con mi lengua, estiro su fina piel entre mis labios, lo lamo y lo chupeteo, juego con él. Me gusta su sabor. Mis manos acarician sus piernas, me acerco hasta sus nalgas y sigo con un dedo la unión de ambas.

Andrés me pide en un susurro que no siga, está muy excitado, se tumba sobre mí y tras unas pequeñas presentaciones, se lanza directamente al hoyo. Ya no veo la humedad del techo, ni el cuadro de la pared, estoy flotando entre sueños. Abro los ojos y entre jadeos, le hablo del tema de la planificación familiar. No puede haber mejor momento para plantearlo.
-Tranquila, lo tengo todo controlado.

Me lo creo o eso es lo que quiero. Con su comentario me basta y damos por zanjado el tema. Además, me he dado cuenta de una cosa: no tengo preservativos en mi casa, mañana sin falta voy a la farmacia a comprarlos. Sigo disfrutando e inesperadamente siento una oleada de espasmos que atacan todo mi cuerpo dejándolo laxo. ¡OH Dios mío, es la primera vez que tengo un orgasmo mientras hago el amor con un hombre! Señalaré este día para siempre en mi calendario, más importante que mi boda, mi primera comunión o el día en que malamente, perdí la virginidad con Manolo. Soy feliz.

Descansamos tras la fiesta. Andrés duerme abrazado a mí y yo sigo en mi nube. ¿Me estaré enamorando?


_________________


La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada
Volver arriba Ir abajo
Cazador de Duendes



Cantidad de envíos: 563
Fecha de inscripción: 29/04/2012
Localización: Entre lo sublime y lo ridiculo

MensajeTema: Re: Aventuras sexuales de una recien divorciada (Primera parte): 1, 2 . . . . 20.- Sospechas y nervios    02.03.13 23:31

19.- Un día soleado





Ando por la calle de la misma manera que lo hace la Pantera Rosa en los dibujos animados, sonrío y miro el cielo. Está completamente azul. Tras unos días de terribles nieblas vuelve a brillar el sol. Me siento radiante, una mujer nueva, creo que hasta el pelo lo tengo más suave y brillante.

Acostarme con Andrés ha sido la mejor terapia que haya podido tener tras mi ruptura. He descubierto mundos nuevos, sensaciones que no podría describir con palabras, me siento plena y feliz.

Observo a Pepe en el trabajo, pero a pesar de que me concentro y me esfuerzo, no puedo evitar verle en mi imaginación desnudo, con los brazos en cruz y con sus calcetines negros puestos. Ahora me alegro de que se durmiera y no haber hecho el amor con él. Para eso ya tengo a mi vecino de al lado. Él se ocupará de satisfacer todos mis deseos cuando se lo requiera. ¡Y lo cómodo que resulta! Tenerle tan a mano en todo momento es una gran ventaja, se ahorra tiempo y más en una gran ciudad como ésta de grandes distancias.

Mi inquieta imaginación se desborda. Pienso en el tabique que podríamos tirar para poder unir los dos pisos y hacer nuestra amorosa mansión. Me he convertido en arquitecta, ya puedo ver a los obreros picando el muro que nos separa.

Al llegar a mi casa, me dirijo a su casa para darle un pequeño regalo que le acabo de comprar en un ataque romántico: una bolsa de bombones en forma de corazón. Llamo al timbre y espero que me abra. Tarda bastante para ser una casa tan pequeña. Pego mi oreja a la puerta y oigo algún que otro ruido. Vuelvo a llamar, no me corto y dejo mi dedo largo rato sobre el pulsador. Por fin sale Andrés casi desnudo, con una toalla alrededor de su cintura colocada con muchas prisas, seguro que si quita la mano que la sostiene conseguiría ver todo un primer plano de su miembro.
-Hola Andrés. ¿Qué tal? Iba a mi casa pero antes quería darte algo…
-Hola Ninetta.-Andrés apenas asoma su cara, tiene la puerta casi cerrada y está bastante serio y algo nervioso. –muchas gracias, mañana me lo das, me encantan los bombones. ¿Vale? He tenido un día duro y estoy agotado.

Me tira un beso al aire, me guiña un ojo y me da con la puerta en las narices.

Me voy a casa un poco ofuscada, abro la bolsa con los bombones rechazados y me como uno.

¿Estará con alguien?


_________________


La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada
Volver arriba Ir abajo
Cazador de Duendes



Cantidad de envíos: 563
Fecha de inscripción: 29/04/2012
Localización: Entre lo sublime y lo ridiculo

MensajeTema: Re: Aventuras sexuales de una recien divorciada (Primera parte): 1, 2 . . . . 20.- Sospechas y nervios    05.03.13 1:35

20.- Sospechas y nervios





He de hacer una visita a la boutique del detective. Necesito algo más sofisticado que lo que tengo en mis manos. Un vaso de cristal no es suficiente para poder oír lo que dicen al otro lado de la pared.

Estoy plenamente convencida de que Andrés no está solo en su dormitorio. Pero esta vez no es la escandalosa rubia de bote, sus gemidos le hubieran delatado. El muy capullo se acuesta conmigo un día y no tiene ningún reparo en acostarse con otra al día siguiente. No tiene vergüenza. Me siento despreciada y algo rabiosa. Vuelvo a pegar mi oreja al vaso pero me resulta imposible descubrir lo que andan haciendo. Es cierto que hay algún ruido que parece provenir del somier, pero no son nada rítmicos, eso me tranquiliza en parte.

Me levanto y voy a la cocina. Abro el frigorífico y veo lo vacío que está, necesito ir con urgencia a comprar o acabaré acudiendo de nuevo a algún teléfono de comida rápida. Caliento un poco de leche en el microondas y la sorbo pausadamente. Necesito relajarme y dormir. Vuelvo a mi lecho y me acuerdo del juguete que me compré en la sex shop y que aún no he estrenado. ¡A la porra Andresito! Hoy me dedicaré al onanismo puro y duro.

El juguete satisface con rapidez todos mis deseos, he perdido la cuenta del número que orgasmos que he tenido. Vuelvo a estar tranquila. Mis ojos se cierran y noto que mi enfado se ha diluido. No tengo pruebas de que estuviera en compañía, los tabiques son finos y quizás los ruidos procedían de otro piso. Pobre, con lo cansado que parecía y yo pensando mal de él… es lógico que estuviera agotado, la noche anterior había sido terrible.

Me invade el sueño por fin, el silencio vuelve a apoderarse de mi dormitorio hasta que, tras unos minutos, es bruscamente interrumpido por una serie de ruidos con un ritmo constante procedentes del colchón de mi vecino. Abro los ojos furiosa y la palabra “cabrón” fluye de mis labios sin poder evitarlo.

El sueño se ha esfumado y tengo los ojos como platos…


_________________


La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada
Volver arriba Ir abajo
 

Aventuras sexuales de una recien divorciada (Primera parte): 1, 2 . . . . 20.- Sospechas y nervios

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 2.Ir a la página : Precedente  1, 2

 Temas similares

-
» Las verdaderas aventuras de Liniers / Soda Stereo
» Nuevo Mu-Embassy 99b recien creado
» Falthirien {Recién abierto} [Normal]
» ESTUDIANTES UNIVERSITARIAS DEL UDC RECIEN EGRESADAS 2009
» mi primera novela

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Exiliados de Extremoduro  :: -